Consejos para elegir un nombre de dominio

Por Jorge / hace 9 meses / 0 Comentarios ».

Consejos para elegir un dominioElegir un nombre de dominio adecuado es fundamental para transmitir una buena imagen de nuestro negocio o marca en Internet. El nombre de dominio es nuestra seña de identidad en la red. Es lo primero que ven nuestros visitantes, la primera impresión que reciben de nosotros, por lo que es muy importante elegirlo bien.

Tener una buena presencia en Internet pasa por comprar un buen nombre de dominio. Estos consejos pueden ayudarte a escoger el nombre de dominio perfecto que estabas buscando.

Escoge un dominio fácil de recordar: Elige un nombre del que tus visitantes puedan acordarse con facilidad. Aunque es posible que muchas visitas te encuentren directamente a través de un buscador, facilitarán que regresen a tu web si pueden acordarse de su nombre.

Evita los nombres difíciles de pronunciar o de escribir: Si a tus visitantes les cuesta leer el nombre de tu web, difícilmente podrán recordarlo o escribirlo. Repite en voz alta varias veces el nombre para comprobar que sea fácil de decir. Evita cacofonías y otras combinaciones acústicas confusas, del tipo “camarón caramelo”.

No utilices guiones ni números: Si piensas que, para recordar o leer tu nombre de dominio es necesario separarlo con guiones, es que no es un buen nombre. Evita los guiones, tanto medios (-) como bajos (_), en tu dominio, así como números. Son difíciles de recordar y de escribir.

No uses mayúsculas ni caracteres que no existan en otros idiomas: Facilita la vida a los usuarios registrando tu dominio en minúsculas, ya que es como se escriben todos los dominios. Evita también utilizar letras que no existan en otros idiomas, como la eñe (ñ) o la ce con cedilla (ç), para favorecer que recibas visitas de todos los países.

Cuidado con los significados equívocos: Si tu idea es expandirse a nivel internacional, asegúrate de que el nombre que escojas no tenga un significado diferente en otro idioma que pueda resultar ofensivo o ridículo.

Opta por un nombre corto: Los nombres cortos se recuerdan con mayor facilidad. Si puedes reducirlo a una sola palabra, mucho mejor. Cuanto más breve sea, más sencillo será que tus visitantes se acuerden de tu nombre de dominio y que puedan volver a visitar tu web.

Elige un nombre representativo: No te compliques la vida. Utiliza el nombre de tu empresa para tu web o bien otra denominación que represente sin ambigüedad el bien o servicio que comercializas. Lo ideal es que, leyendo el nombre de dominio, se pueda saber de qué trata la web.

Utiliza palabras clave: Una buena idea es que el dominio incluya las palabras clave del servicio o actividad que promueve tu web. Por ejemplo, si te dedicas a vender autos, incluye en tu dominio la palabra “vender” (o cualquiera de sus derivados) y “autos”. Así resultará fácil de recordar, al mismo tiempo que permitirá identificar rápidamente cuál es el contenido de tu página.

Refuerza tu marca personal: Si lo que quieres es promocionarte como experto en un área determinada, nada mejor que usar tu nombre y apellidos o tu apodo en tu dominio. De esta forma comenzarás a crear una marca y tus visitantes te relacionarán rápidamente con el ámbito que dominas.

No copies. Sé original: Es un error utilizar el nombre de otras empresas consolidadas, marcas comerciales o nombres que puedan llevar a confusión para crear la tuya. Aprovecharte de la fama y del trabajo de otros sólo te creará problemas. Dominios como “googlis”, “faceboom” o similares no sólo demuestran una gran falta de originalidad, sino que también terminarán trayéndote complicaciones a nivel legal. Demuestra que tienes algo que aportar en Internet creando tu propio nombre de dominio.

Haz que sea único: Si el dominio que quieres está ocupado y desarrollado, es mejor que evites comprarlo con cualquier otra extensión. El dominio existente tendrá antigüedad y visitantes y resultará muy difícil que, por ejemplo, tu .net pueda competir con un .com que lleva tiempo online. Busca otro nombre que no esté desarrollado en ninguna extensión.

Elige extensiones populares: El .com es la extensión más popular entre los usuarios de Internet, seguida del .net, del .org y del .info., y la que mejor se recuerda. Aunque resulte muy tentador comprar otras extensiones menos conocidas a precio de saldo, el ahorro puede salirte caro. Los visitantes la recordarán con dificultad y puede que, además, envíes muchas visitas a la competencia si el mismo nombre de dominio ya está funcionando con otra extensión más conocida.

Compra otras extensiones: Para garantizar que tu dominio siga siendo original y único, una buena opción es que registres otras extensiones. Además del .com, puedes registrar el .net, el .org o el .info e incluso la extensión correspondiente a tu país para evitar competencia indeseada.

Ojo con los dominios caducados: Los domainers son las personas que se dedican profesionalmente a la compra-venta de dominios, suelen hacer buenos negocios comprando y vendiendo dominios con muchas búsquedas y que no han sido renovados. Pero no todos los dominios caducados son un chollo. Algunos pueden estar penalizados por haber realizado prácticas inadecuadas de posicionamiento o porque su contenido era inadecuado. Si vas a comprar un dominio que ya existió con anterioridad, asegúrate antes de que su historial esté limpio.

Regístralo por más de un año: Los buscadores miden la seriedad de un proyecto a través de diferentes parámetros, y uno de ellos es la antigüedad del dominio. Registrando el nombre de tu web por más de un año, los buscadores se darán cuenta de que vas en serio y tu página se posicionará mejor. En ocasiones también podrás beneficiarte de descuentos al registrarlo por varios años.

Ponlo a tu nombre: Registra el dominio a tu nombre o al de tu empresa para tener el control total sobre él. Así también evitarás posibles reclamaciones por parte de terceros y problemas legales.

Presta atención en el momento de registrarlo: No serías la primera persona ni la última que, víctima de la emoción o de la prisa, teclea mal el nombre de dominio y termina comprando un dominio de “conejos” en lugar de un dominio sobre “consejos”. Lee bien lo que has escrito antes de confirmar la compra.

Tómate tu tiempo para generar nuevas ideas y utiliza herramientas de ayuda: Si no te acaba de convencer el primer nombre que se te ha ocurrido o no estás muy seguro de qué registrar, tómate tu tiempo. Elegir un nombre de dominio es una decisión muy importante que no debe tomarse a la ligera. Utiliza herramientas de ayuda, como Namestation, para encontrar diferentes combinaciones para el nombre de tu web.

Con estos consejos para elegir un nombre de dominio lo tienes fácil para encontrar el nombre que estabas buscando. Si siempre has querido tener tu propio dominio, este es el momento de que escojas el tuyo y hagas realidad tu proyecto en Internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *